ENVÍO GRATIS Compras superiores a 100€ (Solo Península)

Monthly Archives:octubre 2020

RECOMENDACIONES GENERALES SOBRE TRATAMIENTOS OBLIGATORIOS EN ANIMALES DE COMPAÑÍA.

RECOMENDACIONES GENERALES SOBRE TRATAMIENTOS OBLIGATORIOS EN ANIMALES DE COMPAÑÍA.

RECOMENDACIONES GENERALES SOBRE TRATAMIENTOS OBLIGATORIOS EN ANIMALES DE COMPAÑÍA.

Estas recomendaciones se basan no solo en las necesidades de control de la salud pública de las poblaciones humanas que conviven estrechamente con los animales de compañía, sino que tienen en cuenta las necesidades de manejo e higiene de estos animales, con el fin de lograr las condiciones sanitarias que aseguren también su propio bienestar físico y psíquico como seres sintientes. Nacen del conocimiento que tienen los veterinarios como profesionales de la salud, la protección y el bienestar animal y de la salud pública. Deben servir para facilitar el control de enfermedades zoonóticas relacionadas con los animales de compañía como la campilobacteriosis, la salmonelosis, la fiebre Q, la leishmaniosis, la leptospirosis, la toxoplasmosis o la hidatidosis, todas ellas con casos descritos en personas en España por la OIE en 2018 y para prevenir otras como la rabia.

TRATAMIENTOS OBLIGATORIOS COMUNES

Hay cuatro prioridades que deben ser comunes para todas las especies que se disfrutan como animales de compañía, que son la base de su control sanitario e higiénico y que comportan beneficios no solo para los humanos que conviven con los animales sino también para los propios animales. Estas cuatro prioridades que consideramos deberían ser obligatorias son:

1.-IDENTIFICACIÓN: Es esencial ya que no es posible realizar ninguna medida preventiva a corto, medio y largo plazo sin conocer sobre quienes se va a aplicar, tanto a nivel individual como de colectividad. Además es un arma fundamental para concienciar sobre la tenencia responsable y para evitar el abandono. El método más eficaz para una identificación óptima es el microchip y es aplicable en prácticamente todas las especies salvo que su tamaño reducido no lo permita. Debe implantarse por un veterinario, en un centro veterinario autorizado y, para que no sea solo un marcaje, es imprescindible que se incorpore la información sobre el propietario y el animal a una base de datos como las ya existentes a nivel autonómico y nacional.

2.-CHEQUEO ANUAL COMPLETO: Ya que supone no solo el momento de aplicar y/o controlar los tratamientos obligatorios básicos para cada animal, sino también constituye una ocasión para valorar si el mantenimiento del animal o animales chequeados es el correcto para su especie. Este chequeo es una oportunidad que tiene el profesional veterinario para formar e informar a los propietarios de los animales de compañía sobre todas las medidas que contribuirán a una convivencia exitosa y segura a nivel sanitario entre las diferentes especies animales y la sociedad, es imprescindible en el caso de los animales exóticos, de necesidades muchas veces desconocidas por sus propios dueños.

3.-VACUNACIÓN ANTIRRÁBICA: Supone un tratamiento obligatorio a nivel sanitario global, que debería se anual, para todo el territorio español y extensiva a perros, gatos y hurones, preferentemente con primovacunación y revacunación a los 21 días en los cachorros.

4.-DESPARASITACIÓN EXTERNA E INTERNA: De recomendación común en prácticamente todas las especies de animales de compañía, es una medida preventiva de bajo coste y muy eficaz contra zoonosis y enfermedades transmitidas por vectores.

TRATAMIENTOS OBLIGATORIOS POR ESPECIE

PERROS

  1. Identificación con microchip
  2. Chequeo anual completo, con especial atención por su componente zoonótico a la valoración de leishmaniosis (con serología anual o vacunación y tratamiento de los seropositivos) y de filariosis (por su papel en el desarrollo de alergias humanas).
  3. Vacunación antirrábica anual dentro de todo el territorio español. La primovacunación antirrábica debe ser reforzada con una segunda dosis. Vacunación contra leptospirosis por su componente zoonótico. También es recomendable la vacunación al menos cada 3 años contra parvovirosis, moquillo, hepatitis vírica y anual frente a “tos de las perreras”.
  4. Desparasitación trimestral contra vermes intestinales planos y redondos. En zonas endémicas de hidatidosis, por su componente zoonótico, es necesaria la desparasitación cada 45 días.
  5. Desparasitación mensual externa contra parásitos como ácaros, pulgas y garrapatas, posibles vectores de enfermedades humanas como la fiebre Q.
  6. Es esencial una correcta primovacunación de los cachorros, comenzando al mes y medio o dos meses. Revacunar con intervalos de 20 días a un mes.

GATOS

  1. Identificación con microchip.
  2. Chequeo anual completo, con especial atención por su componente zoonótico a la toxoplasmosis.
  3. Vacunación antirrábica anual dentro de todo el territorio español. La primovacunación antirrábica debe ser reforzada con una segunda dosis. También es conveniente la vacunación anual contra calicivirus, panleucopenia, rinotraqueitis, leucemia cada 3 años en gatos expuestos y peritonitis infecciosa.
  4. Desparasitación trimestral contra vermes intestinales planos y redondos. Si es una animalde vida en exterior, mensual.
  5. Desparasitación externa contra parásitos como ácaros, pulgas y garrapatas, posibles vectores de enfermedades humanas. En animales de interior puede realizarse cada tres meses. Si tienen acceso al exterior, mensual.
  6. Es esencial una correcta primovacunación de los gatitos, comenzando al mes y medio o dos meses. Test previo de leucemia e inmunodeficiencia antes de la vacunación. Revacunar con intervalos de 20 días a un mes.

HURONES

  1. Identificación con microchip.
  2. Chequeo anual completo. Especial control de síntomas de gripe, al ser sensibles a las cepas de la gripe humana y a la COVID.
  3. Vacunación antirrábica anual. También es recomendable la vacunación contra el moquillo.
  4. Desparasitación trimestral contra vermes intestinales. En animales que salgan o de cacería mensual.
  5. Desparasitación externa contra pulgas y garrapatas al menos trimestralmente. Si sale o caza, mensual.

CONEJOS

  1. Identificación con microchip.
  2. Chequeo anual completo. Especial atención a coccidiosis, dermatofitosis, leptospirosis y pasterelosis por su componente zoonótico.
  3. Vacunación semestral contra mixomatosis y enfermedad hemorrágica vírica.
  4. Desparasitación externa e interna cada tres meses en animales de interior.

PEQUEÑOS MAMÍFEROS (hamsters, cobayas, chinchillas, petauros, jerbos etc.)

  1. Si es posible por su tamaño, identificación con microchip.
  2. Chequeo anual completo, con especial atención en procesos neumónicos y parasitarios, tanto externos como internos, por su posible componente zoonótico. Especial atención en el chequeo anual a las condiciones de manejo de los animales por parte del propietario, para asegurar que cubren todas sus necesidades biológicas.

AVES DE JAULA Y PSITACIDAS

  1. Si su tamaño lo permite, identificación con microchip. Si no, utilizar el anillado.
  2. Chequeo anual completo, con especial atención a los procesos respiratorios por el posible componente zoonótico de la Clamidiasis. Es necesario vigilar el enriquecimiento ambiental y la socialización de estos animales, así como con su correcta alimentación.

TORTUGAS ACUÁTICAS Y TERRESTRES

  1. Si su tamaño lo permite, identificación con microchip.
  2. Chequeo anual completo. Las tortugas son posibles portadores de varias zoonosis entre ellas la salmonelosis, clamidiasis, leptospirosis, listeriosis y yersiniosis.

SAURIOS (Iguanas, varanos, geckos, camaleones, dragones barbudos etc.)

  1. Si el tamaño lo permite, identificación con microchip.
  2. Chequeo anual completo. Son en general reservorios potenciales de salmonelosis y de coccidiosis, posibles zoonosis. Es necesario tener muy presente sus necesidades ambientales de refugio, temperatura, humedad, exposición solar y sustrato y la adecuación de su alimentación.

SERPIENTES

  1. Si el tamaño lo permite, identificación con microchip.
  2. Chequeo anual completo. Pueden ser portadores permanentes de salmonelosis y se han identificado animales con microbacteriosis. También se puede considerar una zoonosis la presencia de pentastomidos (artrópodos). Es necesario tener muy presente sus necesidades ambientales de temperatura, humedad, exposición solar y sustrato.

CABALLOS. Si se quieren tener en cuenta como animales de compañía sobre todo en el caso de los animales de deporte, aun con su propia normativa.

  1. Identificación con microchip.
  2. Chequeo anual completo y revisión dental.
  3. Vacunación contra el tétanos y la gripe equina.
  4. Desparasitación regular al menos cada 6 meses.
  5. Herrado, si se realiza, al menos cada 8 semanas.

(Adaptado de las recomendaciones del Consejo General de Veterinarios de España)

Cinco consejos para el transporte de animales

Cinco consejos para el transporte de animales

Cinco consejos para el transporte de animales

En este artículo te brindamos unos tips a tener en cuenta:

1.-Revisar las regulaciones de viaje

Las regulaciones difieren con respecto al transporte de animales dentro del estado, interestatal e internacional y varían según la especie y el propósito del viaje (por ejemplo, venta, exhibición, vacaciones). Las regulaciones de importación están determinadas por el estado de destino; la oficina del veterinario estatal determina los requisitos para el transporte de animales hacia o dentro de ese estado. Las regulaciones estatales varían sustancialmente y con frecuencia se actualizan según las tendencias actuales y los riesgos de transmisión de patógenos. La mayoría de los estados exigen prueba de la vacunación contra la rabia actual y un Certificado de inspección veterinaria como mínimo, aunque la edad mínima para la vacunación contra la rabia varía. Los perros importados de un país libre de rabia pueden estar exentos de la vacunación por parte de los Centros para el Control de Enfermedades, pero están sujetos a las regulaciones estatales.

2.-Se debe realizar un examen físico completo, administrar tratamientos preventivos (p. Ej., Control de parásitos internos y externos, vacunaciones básicas) y proporcionar asesoramiento sobre esterilización / castración según corresponda. Se debe crear un plan de evaluación de seguimiento para los animales para los que el viaje o la reubicación serán temporales, particularmente si el destino del viaje tiene riesgos importantes de enfermedades infecciosas.

3.-Los animales que viajarán deben tener una identificación adecuada (es decir, identificación permanente con un microchip). Los collares y las etiquetas son muy visibles y no requieren equipo especial para leer; sin embargo, se pueden perder, robar, dañar o retirar. La funcionalidad de los microchips existentes debe confirmarse mediante un escáner de microchips y la precisión de la información de registro debe verificarse en la base de datos antes de salir de viaje.

4.-Identificar y mitigar los riesgos específicos de viajes

Los riesgos de enfermedad varían según la región geográfica  junto con las actividades que podrían aumentar el riesgo de exposición del animal. Los riesgos de exposición incluyen el contacto con otros animales, la exposición a cuerpos de agua naturales, la exposición a especies hospedadoras de vectores y reservorios, variaciones estacionales y el potencial zoonótico de los patógenos que se pueden encontrar.

5.-La salud y el bienestar del comportamiento de un animal deben protegerse durante su transporte. Las cinco libertades (es decir, estar libre de hambre y sed; estar libre de malestar; estar libre de dolor, lesiones o enfermedades; libertad de expresar un comportamiento normal; estar libre de miedo y angustia) proporcionan un marco útil para evaluar el bienestar animal durante el proceso de transporte y pueden guiar los planes individuales de tratamiento de los animales.  Estresores ambientales (por ejemplo, temperaturas extremas, el impacto de varios modos de transporte), métodos para reducir el estrés animal individual (por ejemplo, el uso de feromonas, juguetes y golosinas, oportunidades de ejercicio y eliminación), y la aclimatación a las condiciones de viaje esperadas (por ejemplo, entrenamiento en jaulas, habituación a los viajes en automóvil) deben evaluarse. Se puede considerar el uso de ansiolíticos para pacientes individuales. No se recomienda el uso de sedantes o tranquilizantes (p. Ej., Acepromacina) e incluso puede estar prohibido para los viajes aéreos. 

Esperamos sea de interés. Nos vemos por la clínica. Saludos