ENVÍO GRATIS Compras superiores a 100€ (Solo Península)

La importancia del agua en la dieta de su mascota

La importancia del agua en la dieta de su mascota

Los nutrientes obvios que requiere su mascota para una dieta completa y equilibrada, como proteínas, carbohidratos, grasas, minerales y vitaminas, son los que se consideran más comúnmente. Sin embargo, hay otro nutriente clave que merece igual atención, por sus beneficios generales para la salud: el agua.

El agua es esencial para que el cuerpo funcione de manera óptima y ayuda a mantener una temperatura regular. Sin agua, todos esos otros nutrientes que se encuentran en la comida de su mascota serán inútiles, ya que el agua es necesaria en la digestión, absorción de esos nutrientes y todo el proceso hasta su eliminación.
El agua es tan importante que los efectos de una deficiencia de ésta se producen mucho antes que los de la mayoría de las deficiencias. Estos efectos se ven como signos de deshidratación que pueden ocurrir al reducirse la ingesta de agua o al aumentar la pérdida de líquidos (a través de la diarrea o el vómito o el exceso
de calor).

¿Qué sucede cuando su mascota está deshidratada?
La deshidratación hará que el volumen de sangre circulante disminuya, lo que provoca un desequilibrio de electrolitos en el líquido que se encuentra dentro y alrededor de las células del cuerpo, lo que limita el control de la temperatura y, en última instancia, el resultado es que las células no pueden realizar sus funciones corporales, a veces se dañan los órganos e incluso pueden provocar la muerte en casos graves.
Si sospecha que hay deshidratación, lo mejor es llevar a su mascota al veterinario lo antes posible. Los signos a tener en cuenta incluyen:
– Jadeo, frecuencia cardiaca elevada, letargo, ojos hundidos
– Sequedad en la nariz y la boca
– Piel que, cuando se pellizca, no regresa a su posición original
rápidamente, sino que permanece en la posición levantada o
se mueve hacia atrás lentamente (un buen lugar para revisar
es la piel por encima de los omóplatos).
Las mascotas que sufren de vómitos o diarrea deben ser controladas de cerca, para asegurarse de que consuman suficiente agua, ya que la deshidratación puede producirse rápidamente en estos casos. Y aunque la comida de su mascota contiene algo de humedad (la comida húmeda, más que la comida seca), es indispensable que todas las mascotas tengan acceso a mucha agua limpia y fresca.
En los perros también, pero especialmente en los gatos es necesario disponer de varias fuentes de agua a su alcance, limpia, corriente…¡les encanta!

Fuente: https://www.anfaac.org/inicio/